Número 37, Día 13 de julio de 2019. Sección Columnas

Descargar en PDF


 

Análisis de la obra ‘Discusiones entre honorables. Triunfos, fracasos y alianzas electorales de la Derecha en Chile, 1938-2010’ de Tomás Moulián e Isabel Torres

por Fabián Bustamante Olguín *

 

Elementos del estado del arte y contexto

Moulián es uno de los primeros que extrae y describe la realidad post-golpe de Estado. En este sentido, Moulián construirá un reconocimiento importante como cientista social. Así, entonces, para Moulián existía una dictadura de derecha y civiles en el poder, y él intenta construir “la historia” del papel jugado por sus partidos y movimientos en el golpe militar. Pero la génesis de la obra analizada se inicia en otro estudio, en el que va transportando la referencia a múltiples trabajos publicados en varios documentos en FLACSO. En efecto la génesis de Discusiones entre honorables…es la continuación del resultado de otro estudio importante de Moulián -junto a Germán Bravo- titulado “La debilidad hegemónica de la derecha en el Estado de Compromiso” (1981), que analiza la debilidad histórica de la derecha chilena –entendida como sin proyecto modernizador-, en tanto desarrolló estrategias de contención, dependiendo de la peligrosidad de la amenaza reformista, para mantener sus privilegios durante la década del treinta, en el marco del ascenso de la centro izquierda (identificada con el Partido Radical), en el marco de la crisis económica de 1929, y el derrumbe del modelo político oligárquico dominante durante todo el siglo XIX. La derecha, según los autores, se acopla y realiza concesiones para su mantenimiento del sistema político chileno, aunque ello no le arrebata toda su hegemonía. La llegada de los gobiernos radicales del Frente Popular (1938-1952), en efecto, representante de las clases medias, inician una serie de reformas permitiendo generar un proyecto de inclusión de vastos sectores sociales en torno al Estado. A contrapelo de ello, la derecha, ya lo decíamos en la perspectiva de Moulián y Bravo, no tendría proyecto país, por lo que serían otros sectores políticos los que sí los tendrían (en este caso, el Partido Radical). En este sentido, los autores señalados consideran –a mi juicio- a la derecha como una fuerza defensiva y reaccionaria, aunque evidentemente con el golpe de Estado se podría modificar esa interpretación por el carácter ofensivo y proposicional de la derecha, sobre todo del grupo de neoliberales que transforma la sustancialidad de los ámbitos del país, y el surgimiento de nuevos partidos de derecha que tendrían un papel axial en el período democrático: UDI) y Renovación Nacional (RN). 

En virtud de lo anterior, la referencia desarrollada por Moulián y Bravo durante la década de los ochenta se transportará en una de sus obras bajo el título Discusiones entre honorables. Las candidaturas presidenciables de la derecha 1938-1946, con Isabel Torres, publicado en 1987 en FLACSO, y posteriormente –junto a la misma autora, como decíamos arriba-, en el documento La reorganización de los partidos de derecha entre 1983 y 1988 (1988). Como se ve, en esta versión, los autores analizan sólo el período entre 1938 a 1946, es decir, el período del trienio de los gobiernos radicales en nuestro país. No obstante, en el año 2011, publicará una nueva versión, revisada y con nuevos datos hasta la actualidad en ese entonces de esta derecha en el período postdictadura.

Quisiera decir, por último, el reconocimiento de Moulián por ser uno de los primeros en analizar a la derecha provoca que la tendencia de los lectores a destacar más al sociólogo chileno y olvidar a Isabel Torres (Vinck 2015, 135). Con todo, ello no resta que Isabel Torres no tenga una trayectoria en el ámbito historiográfico con respecto a su análisis de las elites de principios del siglo XX, del pensamiento de derecha y de su presencia en las elecciones presidenciales durante el siglo pasado.

 

Fundamentos epistemológicos y ontológicos

Sobre los elementos epistemológicos y ontológicos del libro Discusiones entre honorables… se podría decir que los autores se aglutinan en torno al paradigma interpretativo pero, desde un punto de vista historiográfico, se acerca mucho al positivismo. Al respecto, se podría justificar de la siguiente manera: con respecto al primer paradigma, la historia militante de Tomás Moulián, en este caso, en el MAPU durante el período de la Unidad Popular (que luego abandona en 1983), y su interés en explicar por qué ocurrió el golpe de Estado. En ese sentido, a mi juicio, en este autor prevalece un horizonte normativo claro para analizar, en primer lugar, a la izquierda durante la Unidad Popular; reflexionar sobre la renovación socialista, en segundo lugar; y posteriormente criticar la noción de transición que prevalecerá en algunos intelectuales chilenos por optar por una tercera vía al estilo Felipe González (España) y François Mitterrand (Francia). En consecuencia existiría tres momentos en su evolución de pensamiento.

Por otra parte, decíamos anteriormente que Tomás Moulián desarrolló esta tesis de una derecha sin proyecto nacional en numerosos trabajos previos. En este caso, a mi juicio, los instrumentos que permiten circular la referencia son los datos extraídos de fuentes primarias como diarios, datos electorales y fuentes bibliográficas se traslada de artículo en artículo en la década de los ochenta, para luego ser revisado y actualizado en el año 2002, con una extensión del período de estudio hasta el año 2010.  

Este enfoque de análisis de larga duración en la sociología histórica de Moulián y Torres busca ante todo una regularidad en las estrategias políticas de la derecha hacia el sistema político democrático, que estaría caracterizada por su incapacidad de una estrategia de alianzas con el centro político, privilegiando el resguardo de sus intereses de clase. Tal enfoque –a mi juicio- sería propio de la visión generalizadora de la sociología. Conjuntamente, al igual que el trabajo que realiza un historiador, el empleo de textos por parte de los autores como testimonios, lo utilizan con el propósito de averiguar una realidad que existe más allá de ellos. Es decir, los autores tematizan un estado de cosas que es extratextual, estructurándolo a través del lenguaje. Ello puede verse en el tratamiento de diarios de derecha (El Mercurio, El Diario Ilustrado, La Nación) y de izquierda (El Siglo, El Imparcial, La Hora, Frente Popular), en el período de 1938 a 1946, en el que interpretan los registros de los discursos y opiniones de los personeros y candidatos presidenciales en los distintos períodos en cuestión para comprender las estrategias de la derecha y su carácter defensivo. Junto con ello, yuxtapone los registros documentales de primera fuente con bibliografía histórica especializada en estos años. En este sentido los autores se enmarcan en una epistemología constructivista, es decir, que a partir de esos registros van construyendo las acciones a distancia de los actores políticos involucrados.   

Entre paréntesis, a contrapelo de la opción de debilidad hegemónica de la derecha, los estudios posteriores en el ámbito de la historiografía han cuestionado esta tesis, en particular en el período de la década del sesenta en adelante, es decir, en el momento en que los partidos de derecha tradicional se extinguen y dan paso a nuevas formas de colectividad –me refiero al Partido Nacional y al Movimiento Gremialista- que emplean estrategias ofensivas, encarnando una ruptura de aquella derecha oligárquica y de “honorables”. Tal es el argumento de la historiadora Verónica Valdivia, con su concepto de “nuevo parto” de la derecha chilena (Valdivia 2008).

Sin perjuicio de lo dicho, Moulián y Torres, en su interpretación, el auge de una nueva derecha en la década del sesenta representaría una discontinuidad, puesto que, como ya decíamos anteriormente, la característica de la derecha en este período previo al golpe de Estado sería su debilidad.

Con respecto a mi identificación de la obra de Moulián y Torres dentro de la historiografía positivista, diré que su narrativa y exposición de los acontecimientos se asemeja mucho a lo que en historiografía se conoce como positivismo. Es decir, ellos optan por concentrarse en determinadas coyunturas cruciales (1938, 1942 y 1946, 1973, 1983-1984-1988, 1988-2010) y a partir de ahí historizar el comportamiento que tuvo la derecha en las elecciones. Agrego -también- un cierto distanciamiento en ese sentido con el objeto de estudio, en tanto que expone de una manera “a crítica” los documentos –principalmente periódicos de la época- de los discursos de personeros de la derecha. Además, como veremos en párrafos más abajo, no existe la presencia visible de una teoría que acompañe la narrativa histórica, es decir, el concepto de derecha aparece definido de manera superficial.

De acuerdo con esto, es probable que ello se deba al interés de los autores por entender la coyuntura histórica en el cual se sitúan (década de los ochenta) del porqué se llegó a una situación de crisis del sistema político y el ascenso de una dictadura cívico militar apoyada por los partido y movimientos de derecha. Sin embargo, los autores deberían haber realizado un esfuerzo de “clarificación conceptual que nos condujera a arraigar los enunciados sociológicos y politológicos en contextos históricos” (Corcuff 2012, 51) que ellos utilizan a lo largo de su obra.     

 

Fundamentos teórico conceptuales

Por su parte, los autores enfatizan en la dificultad que se presenta un problema al momento de analizar a la derecha chilena, sobre todo sus partidos políticos, porque existiría una contrariedad entre la representación política y la reproducción de las relaciones sociales de producción (Moulián y Torres 2011, 9). Sin especificar mucho en sus páginas, los autores, en efecto, asocian a la derecha sociológicamente con las clases propietarias, y bajo su óptica, insertas en un sistema político competitivo con una expresión política caracterizada por la pérdida del “control directo del ejecutivo en las elecciones de 1938, 1942 y 1946” (Moulián y Torres 2011, 9). Sin embargo, no existe una definición exhaustiva del término derecha en las páginas del libro, lo cual genera una dificultad teórica en el sentido de que no permite ordenar las posibles explicaciones que al respecto los autores conciben sobre la derecha. En efecto la definición de los autores, ante este nudo problemático, es delimitar a la derecha como un actor cívico sin diferencias entre los conservadores y liberales (Moulián y Torres 2011, 10). Tal simplificación, a juicio de los autores, es por motivos narrativos y de simplificación para el análisis de una evolución global del fenómeno. Pese a ello, considero que concebir a la derecha como un actor cívico es poroso, amplio, en razón de sus heterogeneidades. Sobre este punto es perceptible la complicación que ocasiona la sociología histórica en cuanto a encontrar las regularidades en circunstancias en que las derechas (en plural) tienen como característica principal su heterogeneidad. Esto quiere decir, a mi modo de ver, que la derecha partidista o tradicional tiene unas lógicas de funcionamiento distinto a otras derechas minoritarias, excluidas del sistema de partidos políticos. En este sentido, me parece que la definición de derecha utilizada por los autores –incluso- carece de la densidad y operacionabilización necesaria para analizar este período histórico. Además, según las investigaciones que he realizado, la derecha no necesariamente es sinónimo de las clases altas, incluso hay expresiones mesocráticas y populares que descartan esa asociación ligera que realizan Moulián y Torres en su libro. Probablemente la definición conceptual no sea su prioridad, al menos en este libro; hay sí un uso instrumental de este concepto, es decir, un uso conveniente para el accionar político de la derecha.

No obstante lo anterior, en el libro se identifican, por otra parte, las otras familias de la derecha, es decir, aquellas organizaciones extrainstitucionales, opuestas a los partidos tradicionales de derecha. Entre ellas se cuentan: Acción Republicana y Movimiento Nacional Socialista de Jorge González von Mareés y el Partido Agrario, señalados por los autores, en la coyuntura presidencial de 1938, apoyando al candidato extrainstitucional Carlos Ibáñez del Campo (Moulián y Torres 2011, 70).  Posteriormente se hace referencia a agrupaciones que van desde la extrema derecha hacia la centro derecha: Partido Nacional, Frente Nacionalista Patria y Libertad, Gremialistas, y algunos organizaciones de derecha de distinto signo, surgidas al alero de la dictadura militar: Corporación de estudios Contemporáneos, Nueva Democracia, Nacionalistas, Movimiento de Unidad Nacional (MUN), los neoliberales, Derecha Republicana, Movimiento de Acción Nacional (MAN), Avanzada Nacional, UDI y RN. Ello es perceptible en el capítulo cinco del libro titulado La problemática de la derecha política en Chile, 1915-2010 (Moulián y Torres 2011, 216-301). Sobre este capítulo cabe señalar que es una nueva inclusión e interpretación de largo alcance sobre la derecha política que no aparecía en la versión de 1987.

Ahora bien, el problema axial que se genera con este nuevo apartado del capítulo V del libro es que la definición de derecha no permite entender con claridad estas expresiones de derecha, que aunque son minoritarias, expresan las tensiones existentes dentro de la derecha. Cada una con su proyecto para Chile.

En este sentido, esta nueva derecha apareció reaccionando contra la revolución, madurando al alero de la dictadura cívico militar y el terrorismo de estado, consolidándose en los años de la transición. Deja de ser una derecha que concebía el quehacer político como una cuestión de “honorables”, es decir, de personas notables, de gran poder y representación política, sino una derecha con una configuración bélica y ofensiva. 

En virtud de todo lo anterior, podría decir que los fundamentos teóricos conceptuales en este libro no parecen revestir interés para los autores, puesto que el interés es realizar un relato dinámicos, demostrando la incapacidad de la derecha en ofrecer un proyecto país de carácter desarrollista, moderno y nacional.  

 

Preguntas e hipótesis que guían el trabajo investigativo

De acuerdo con todo lo señalado, la pregunta de investigación de los autores está vinculada a su interés de analizar las estrategias de la derecha para promover candidaturas en un sistema político competitivo como el chileno. En este aspecto, ellos visualizan un problema clásico en las ciencias sociales vinculado a la no correspondencia absoluta entre poder económico y político. Para los autores los partidos de derecha tienen poca capacidad para ejercer una hegemonía en las presidenciales como portavoces de las clases propietarias. A partir de 1933 hasta 1973 se estructura en Chile un sistema de partidos competitivo, que tuvo un funcionamiento permanente, a lo cual la derecha tuvo que acoplarse (Moulián y Torres 2011, 9).

Los autores, en efecto, estructuran su trabajo en base al marco teórico de Claus Offe en su trabajo titulado Democracia competitiva de partidos y Estado de bienestar Keynesiano. Reflexiones de las limitaciones históricas para sostener que el sistema de partidos político chileno es competitivo, y que la valoración de la derecha a ese sistema es de carácter estratégico, puesto que su interés principal es conservar su statu quo (Moulián y Torres 2011, 9-10). Este supuesto teórico detrás del ensamblaje les permite sostener la hipótesis (según la inferencia de mi lectura, puesto que ésta no aparece explícitamente) según la cual el carácter defensivo y neutralizador de la derecha sería una continuación de las colectividades oligárquicas del siglo XIX, y su objetivo es preservar ese orden desarrollando estrategias cooptativas de los poderes y agencias públicas, como de aquellos sectores partidarios que le permitieran mantener sus fuentes de poder (Moulián y Torres 2011, 37 y 221). Para ello las candidaturas presidenciales, entendidas como procesos decisionales, serían la mejor manera para comprobar tal posición defensiva, sin proyecto modernizador en lo económico (entiéndase vinculado al proyecto de industrialización por sustitución por importaciones), en la visión de los autores, puesto que entre los años 1938 y 1958, la derecha no obtuvo ningún representante en el poder gubernamental, aunque –como destacan los autores- obtuvo una alta votación en las elecciones parlamentarias de estos años.  

En virtud del parágrafo anterior, la cita del libro de Offe no aparece el año de publicación (como expongo abajo), cuestión que, a mi juicio, es algo bastante grave en cuanto a que debe existir una prolijidad al momento de recopilación de información.

 

 

Además, Offe y Atilio Borón (La evolución del régimen electoral y sus efectos en la representación de los intereses populares) son los únicos autores teóricos que Moulián y Torres citan en su obra. En este sentido no hay mayor estructuración teórica en su obra. Al parecer no hay mayor estructuración teórica en la obra al igual que sobre el concepto –como señalaba arriba- de derecha.

El principal defecto que veo en la tesis de Moulián y Torres, en consecuencia, es la debilidad del dispositivo teórico conceptual de su libro, en tanto que se concentran en demasía de la lógica de los acontecimientos de la derecha en las presidenciales desde 1938 hasta 1946, en una primera etapa. En una segunda etapa, entre 1973 y 1988, la derecha continúa con una visión reaccionaria, en la visión de los autores, lo que confirma la tesis de una derecha conversadora, aunque con un proyecto neoliberal, que sólo pretende conservar sus posiciones de poder y, sobre todo, resguardar el derecho de propiedad privada (Moulián y Torres 2011, 22, 229 y 275). La tercera etapa, desde el plebiscito de 1988 a las presidenciales del 2010, pareciera un apartado bastante lejano de lo que argumenta en todo el libro –y obra- Moulián y Torres, principalmente, porque todavía desconocían el resultado de la presidencial del 2010 (que triunfa Sebastián Piñera), pero además ellos asumen que en este período “no permiten visualizar todavía una clara reconfiguración del campo. Para ello hay que esperar, por lo menos, los resultados del gobierno de Sebastián Piñera (Moulián y Torres 2011, 301).

 

Elementos de la estructura general de la investigación

Tal como lo hemos dicho en páginas anteriores, a lo largo del libro, los autores realizan un ejercicio retrospectivo del período entre 1938 a 2010, que es una transportación de la referencia –como ya hemos visto anteriormente- publicado en diversos trabajos previos. Por tanto su propósito se basa en una argumentación histórica –en base a una extensa revisión de prensa, documentos y bibliografía especializada- enfocándose en las estrategias de la derecha, particular en las elecciones parlamentarias y presidenciales de 1938, 1942, 1946, 1989, 1993, 1999, 2005 y 2009-2010, como puntos de inflexión histórica, subrayando no sólo conflictos políticos que se suscitaron al interior de la coalición sino también la imposibilidad de desarrollar una estrategia modernizadora.            

En términos generales la información que presentan los autores en cuestión es completa y de mucha información de cada etapa histórica, lo que da independencia a la lectura de episodios particulares. Cada segmento histórico es una unidad en sí y permite al lector abordar procesos históricos específicos. En ese sentido, el libro tiene dos momentos históricos importantes: el primero que va desde 1938 a 1946, y el segundo es una interpretación de la historia de la derecha en el sistema de partidos políticos en la larga duración desde 1915 al 2010. Una síntesis bastante bien lograda, a mi juicio, por los autores.

Sobre este último punto, al extender su análisis hasta el 2010 (recuérdese que la primera versión de esta obra es de 1987) dota de vigencia a los acontecimientos pasados, pero por sobre todo, la información detallada ofrece elementos para analizar y comprender los factores que generaron cambios en la estructura de dominación de la derecha a lo largo del siglo XX.

En virtud de ello, me atrevería a decir que este libro es una sociología histórica de la derecha del siglo XX.

 

Instrumentos para generar información

El texto de Moulián y Torres se enmarca dentro del paradigma interpretativo. De modo que la referencia fundamental de este paradigma es a través del lenguaje depositada en registros escritos. Una vez recogidos los registros los autores interpretan, dan sentido y forma, con tipificaciones para reconstruir la “historia” de las estrategias de la derecha en el sistema de partidos políticos de carácter competitivo.  

Los principales instrumentos para la generación de información empleados por los autores son (ya lo decíamos) los registros escritos de la época en estudio, es decir, desde 1938 a 2010. Entre los principales registros se encuentran: 1) prensa escrita de la época: diarios de orientación derechista conservadora y liberal como el Diario El Mercurio, Diario Ilustrado, La Nación; diarios del Partido Radical: El Imparcial, Frente Popular, Hoy, La Hora,; Diarios de izquierda: El Siglo; prensa ibañista (La Opinión y Trabajo), revistas de derecha (Lircay, Zig-.Zag, Ercilla). 2) También obtienen información de registros electorales para la exposición de porcentajes de las votaciones de las elecciones parlamentarias y presidenciales. Tal información, en efecto, los autores la extraen de la Dirección del Registro Electoral y del Ministerio del Interior. 3) Bibliografía especializada de historia política de Chile.

En virtud de lo anterior, no hay un análisis del discurso del texto que construyen los diarios. Por ejemplo el caso de El Siglo, órgano oficial del Partido Comunista, con una circulación entre 1940 a 1948, en que fue prohibido debido a la aplicación de la Ley Maldita de González Videla, hasta 1952, en que apareció a la luz pública hasta el golpe de Estado de 1973 (Santa Cruz 2014, 102). O el mismo Diario El Mercurio, fundado en 1900, o El Diario Ilustrado, diarios con un discurso híbrido, entre ideológico e informativo, portavoces de los sectores conservadores.

Los datos electorales, por último, sirven para demostrar la hipótesis de la debilidad hegemónica, pero no de dominación: 1) la victoria de los partidos de derecha en las parlamentarias basado en el voto campesino y en el cohecho; y 2) la pérdida de terreno en las presidenciales, sobre todo en el período 1925 a 1937.

 

 

Sin embargo, 3) la situación cambia en la época reciente con la victoria del presidente Sebastián Piñera en las presidenciales del 2009. Ello, por cierto, debilita la tesis de la debilidad hegemónica de la derecha sostenida al inicio de su obra.

 

 

Procedimientos de análisis

El procedimiento de análisis es interpretativo del acontecer político chileno de casi todo el siglo XX e inicios del siglo XXI a través de la extracción de fuentes documentales y registros electorales para dar cuenta de la derecha y su vínculo con el sistema político chileno. Como decíamos anteriormente, el análisis que realizan los autores están no sólo enfocado a lo científico, sino también como una herramienta para ayudar a la izquierda para entender estas estrategias de la derecha en la historia política chilena reciente.

Cabe señalar, por otro lado, que el análisis de los autores de los documentos extrae la información que ellos consideran relevante para intentar responder la hipótesis, sobre todo en la utilización de información de los periódicos. Sin embargo no existe un diálogo con la comprensión de los datos que se extraen, es decir, una interrogación que implique una mayor complejidad en la elaboración científica. Desde el punto de vista del concepto de círculo hermenéutico, trabajado por Schleiermacher, Heidegger y Hans Gadamer (2002), se produce una dificultad, puesto que la extracción de información se hace de manera automática para hacerlo encajar con la idea preconcebida de la derecha sin proyecto. En palabras del sociólogo francés Phillipe Corcuff (2012): “Si se pasa por alto estas <interrogaciones > (…) se corre el riesgo de creer que los materiales empíricos recolectados hablan por sí mismos, sin mediación conceptual alguna” (Corcuff 2012, 43). Sin embargo, tal contrariedad de alguna manera es contrarrestada con los diarios de izquierda, para ver cómo también se configuran los procesos decisionales en las candidaturas de la centro izquierda, y así puede medir el grado de tensión dentro de la derecha en cuanto a sus procesos decisionales para definir a los candidatos. Efectivamente en las tres elecciones de 1938, 1942 y 1946, es el Partido Radical, de centro izquierda, que llevó al poder a su contingente. En el período de la dictadura militar no es tan claro, por razones obvias, pero cuando nuevamente se instaura la democracia, los autores realizan el mismo procedimiento de abordar los distintos momentos presidenciales.

En virtud de lo anterior, el problema que esto provoca en el lector –en mi caso- es que no aparece explicitando y explicitado la metodología que seguirán en el transcurso de las páginas de este libro. Se produce desde la primera página del libro, caracterizada por un breve bosquejo teórico y de un tránsito rápido hacia los aspectos que pretende examinar el trabajo de Moulián y Torres.

Lo interesante del análisis de Moulián y Torres es que los conceptos que construyen en las distintas fases de las candidaturas de derecha (por ejemplo proceso decisional) poseen la ventaja, a mi juicio, de contener una movilidad conceptual, es decir, una movilidad que se ajusta al contexto de análisis sin dejar de lado el elemento de generalización teórica. Ese es un punto relevante dentro de la sociología histórica de Moulián y Torres, a saber: control de los encuadres de la sociología: generalización teórica; y de la historiografía: especificidad contextual.

 

Estilo narrativo. Características de la escritura

En lo que respecta a la narrativa del libro de Tomás Moulián e Isabel Torres hay que destacar su narrativa. Es ágil, de rápida lectura, que va cautivando al lector orientándolo a una mirada atenta de las distintas coyunturas presidenciales en el que la derecha va presentando a sus candidatos. En este sentido la escritura está lejos de presentarse como ampulosa, sino que muy accesible para cualquier lector interesado en la historia política chilena del siglo XX.

En el libro, por otro lado, aparecen tablas de votación presidencial en sus páginas para exhibir los porcentajes obtenidos por los candidatos de las elecciones parlamentarias y presidenciales de todos los sectores políticos dese 1937 hasta 2010. Algunas de esas tablas aparecen en el cuerpo del texto, y otras aparecen al final a manera de anexo.

 

 

 

Referencias bibliográficas

Corcuff, Phillipe. 2012. “Análisis político, historia y pluralización en los modelos de historicidad. Elementos de epistemología reflexiva”. Cultura y representaciones sociales. año 6, n° 12, pp. 38-74.  

Hans-Georg Gadamer, Hans-Georg. 2002. Verdad y método I, volumen II, trad. Ana Agud y Aparicio Rafael. Madrid: Editora Nacional.

Moulián Tomás, Torres Isabel. 2011. Discusiones entre honorables. Triunfos, fracasos y alianzas electorales de la Derecha en Chile, 1938-2010.  Santiago: Akhileus, ARCIS.

Moulián, Tomás e Isabel Torres. 1988. “La reorganización de los partidos de derecha”. Documento de trabajo, 388. Santiago: FLACSO.

Moulián, Tomás e Isabel Torres. 1987. Discusiones entre Honorables. Las candidaturas presidenciales de la derecha 1938-1946. Santiago: FLACSO.

Moulián, Tomás y Germán Bravo. 1981. “La debilidad hegemónica de la derecha en el Estado de Compromiso”. Documento de Trabajo, n°129, FLACSO.

Santa Cruz, Eduardo. 2014. Prensa y sociedad en Chile, siglo XX. Santiago: Editorial Universitaria.

Valdivia, Verónica. 2008. Nacionalistas y gremialistas. El nuevo parto de la nueva derecha política chilena 1964-1973. Santiago: LOM Ediciones.

Vinck, Dominique. 2015. Ciencias y sociedad: sociología del trabajo científico. Buenos Aires: Editorial Gedisa.

 

 

 

* Doctor (c) en Sociología, Universidad Alberto Hurtado. Profesor en ETHICS, Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile. Correo electrónico: fgbustamanteo@gmail.com.

 

.

 


Cite este trabajo:

Bustamante Olguín, Fabián.  2019. Análisis de la obra ‘Discusiones entre honorables. Triunfos, fracasos y alianzas electorales de la Derecha en Chile, 1938-2010’ de Tomás Moulián e Isabel Torres. Blog nuestrAmérica, 13 de julio, sección Columnas. Acceso [día de mes de año]. http://blog.revistanuestramerica.cl/ojs/index.php/blognuestramerica/article/view/40


Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.


ISSN: 2452-4905

Visitas a nuestro periódico desde el 28 de diciembre de 2018: